Lo primero que debes saber es que tanto a los catadores profesionales como a los aficionados les une una pasión común: disfrutar del vino. Así que, más allá de los pasos que te vamos a recomendar que sigas en una cata, lo importante es que el vino te guste y lo tomes en buena compañía.