Los romanos desempeñaron un papel fundamental en la historia del vino. Lo cierto es que culturas anteriores ya producían vino pero fue con los romanos cuando la bebida se popularizó para todas las clases sociales; podemos decir que con ellos se democratizó el consumo de vino.