El Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) inauguró este jueves la exposición ‘la vid, el vino y el CSIC’ en el Jardín Botánico de Madrid, en la que se muestran dos siglos de investigación científica en torno al mundo vinícola.

ampelografia-grande

La exposición, que permanecerá en Madrid hasta el 31 de diciembre, reúne el trabajo de un centenar de investigadores de 29 centros del CSIC, tanto de las llamadas ciencias duras como de las ciencias sociales, lo que le otroga un enfoque multidisciplinar.

La muestra comienza con un espacio dedicado al botánico valenciano Simón de Rojas Clemente (1777-1827), cuya aportación a la investigación de las variedades de uva fue fundamental. De Rojas ideó el primer método científico de identificación y descripción de las vides, mismo que bautizó como Ampelografía, lo que dio lugar a la aparición de esta disciplina. 

Su libro más reconocido, Ensayo sobre las variedades de la vid común que habitan en Andalucía de 1807 (en la fotografía principal), se gestó tras una estancia del botánico en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda. Algunos de los criterios de descripción propuestos en esta obra continúan vigentes en la lista de descriptores de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

El valenciano creó en 1802 un herbario que es considerado como el más antiguo del mundo en cuanto a variedades de vid. De este herbario, que se conserva en el Real Jardín Botánico de Madrid, se exhibe por primera vez una pequeña muestra. No es casualidad que el CSIC haya seleccionado esta ubicación para acoger la exhibición, pues De Rojas también fue director del jardín.

El recorrido abarca los aspectos biológicos de la vid; la elaboración del vino y su relación con otros campos; el desarrollo tecnológico aplicado a la elaboración de vino; el estudio científico de las variedades a través de la genética, así como el disfrute del vino y la cata profesional, que ha incorporado lenguas y narices electrónicas desarrolladas por el CSIC, que se muestran en las siguientes fotografías.

lengua-csic Nariz y lenguas electrónicas desarrolladas por el CSIC

La exposición ha sido patrocinada por la empresa Bancor y nueve bodegas españolas, quienes se comprometieron a dotar los recursos necesarios para llevar el proyecto a buen puerto. Se trata de Freixenet (Cataluña), Terras Gauda (Galicia), Borsao y Alto Moncayo (Aragón), Vega Sicilia (León), Lustau (Andalucía), Abadía da Cova (Galicia), Marqués del Riscal (La Rioja) y Grupo Estévez (Andalucía).

Las bodegas también apadrinaron una reproducción a escala real de su variedad más representativa, hecha por el artista Xosé María Lomba en resina policromada. Vega Sicilia apadrinó la Tempranillo, Abadía da Cova la Mencía, Terras Gauda la Albariño, Borsao y Alto Moncayo la Garnacha Tinta, Lustau la Palomino Fino, Freixenet la Parellada y Marqués del Riscal la Verdejo Blanca.

El comisariado de esta muestra ha corrido a cargo de los investigadores del CSIC Carmen Martínez, José Luis Santiano y Alfonso Carrascosa, los tres con una amplia trayectoria en la investigación vinícola española. Tras su paso por Madrid la exposición recorrerá varias ciudades de España.

Comentarios

comentarios