En ocasiones habrás escuchado que algunos vinos deben decantarse pero, ¿te has preguntado por qué se decanta un vino o con qué vinos debemos hacerlo? Lo cierto es que la gran mayoría de los vinos se pueden servir directamente de la botella, pero algunos necesitan decantarse pues ganan en aromas y sabor. Nosotros te damos algunos consejos para saberlo.

decantador

¿Qué es decantar el vino?

Los primero que debemos hacer es definir qué es la decantación, pues bien, se trata del proceso mediante el cual se transfiere el vino de la botella a un recipiente llamado decantador.

¿Qué vinos se pueden decantar?

Por lo general se suelen decantar los vinos que llevan mucho tiempo en la botella, pues algunos vinos necesitan estar en contacto con el oxígeno para abrirse, que puedan aflorar sus aromas y mejore su sabor. Sin embargo, también hay vinos jóvenes a los que les viene bien esta decantación. Por ejemplo, en los vinos naturales también se pueden formar sedimentos y gracias al uso del decantador quedan en el fondo y no en la copa.

Sobre el tema también existen varias posturas, algunos afirman que no a todos los vinos viejos les viene bien que se decanten pues con la oxigenación podrían salir perjudicados.

Decantar sí, pero cuando se vaya a consumir

Si en algo están de acuerdo todos es que la decantación sólo debe hacerse cuando la botella de vino se vaya a consumir entera. No se debe decantar una botella que no se vaya a beber por completo, pues el vino, tras un tiempo en el decantador, empezará a perder propiedades y la redondez que ha ganado en la botella.

¿Cómo se decanta el vino?

El vino debe decantarse lentamente, sin que caiga bruscamente en el recipiente. Lo mejor es verter el vino poco a poco, para que si queda algún depósito del vino pueda quedarse en los hombros de la botella y no llegue al decantador.

¿Cómo saber si el vino que tengo debo decantarlo?

Lo mejor es seguir las recomendaciones de la etiqueta, si es que dice algo sobre el tema. Si no, al abrir la botella podemos hacer la prueba sirviendo un poco en una copa de vino, probamos y tras unos minutos volvemos a probar para ver cómo ha evolucionado. Lo cierto es que existen varias pautas, la más común es la de los vinos que llevan mucho tiempo almacenados y suelen acumular mucho sedimento. En los vinos jóvenes la oxigenación puede suavizar la astringencia y eliminar aromas reductivos.

Por último, no debes olvidar que un vino demasiado tiempo en el decantador puede perder propiedades y solo se debe decantar el vino que se vaya a consumir.

Comentarios

comentarios